Corredor Estasen al Aneto

Aunque lo intenté, no encontré compañero para realizar esta ascensión. El tiempo apremiaba, y tuve que salir un miércoles sí o sí. La gente normal trabaja entre semana, y de hoy para mañana no es fácil arreglarse un día de fiesta. Cargué el coche, y a Vallibierna se ha dicho.

Tuve suerte de encontrarme la pista que llega al refugio abierta, ya que hasta hacía pocos días se mantuvo cerrada por obras de mejora. Llegué al refugio y me tuve que hacer a la idea de pasar la noche en solitario, ya que no había ningún otro vehículo. Sin embargo, sólo tardó 5 minutos en llegar otro coche, cuyo conductor me acompañaría en la pernocta. Según me explicó tenía una engrosada lista de cimas que quería ascender al día siguiente. Inlcuso me propuso que le acompañara en algunas de ellas, donde algún paso de cresta hacía meritorio encordarse. No le dije que no, pero tenía que cumplir mis intenciones, si acababa pronto y bien me ofrecí a acompañarle.

La alarma suena pero no soy capaz de levantarme rápido… he dado muchas vueltas y no he dormido todo lo que hubiera podido. Al final me levanto y comienzo a caminar a las 6h30, media hora más tarde de lo que pensaba. Poco a poco entro en calor, y mantengo un ritmo constante. Hasta el segundo ibón de coronas subo sin crampones, a partir de allí son obligados: nieve constante y dura. Vislumbré más personas que se dirigían al collado de Coronas. Por poco no los alcancé, torcí hacia el corredor poco antes de cruzarlos. Parecía que iba a quedarme solo.

El corredor es ancho y de pendiente moderada. La nieve estaba bien asentada y se encontraba dura. Así que la progresión fue segura. Me fijo en los laterales del corredor, la roca forma bastantes fisuras que podrían servir, en caso de necesidad, para instalar reuniones o puntos de seguro. Observo la salida derecha del corredor (Petit Black) y la aguja rocosa que separa ambas salidas. El ambiente alpino y el aislamiento que se sentían hacían alimentar las ganas seguir haciendo montaña.

Llegamos al collado, y una tenue niebla oculta la vista del lado contrario. Sin embargo, el camino a seguir se ve claro: una arista de terreno mixto. Me distraigo superando bloques de granito y enseguida tengo la cima del Aneto ante mí. Supero una corta subida sobre nieve y piedra, y alcanzo la cruz. A las 11h15 hago las fotos de la cima.

Corredor EstasenCorredor EstasenCorredor EstasenCorredor EstasenArista hacia el AnetoCima del Aneto, 3404m
Paso de MahomaPaso de MahomaPaso de MahomaAneto

Por el paso de Mahoma vienen otras cordadas que mayoritariamente suben desde la Renclusa. Poco antes de las 11h30 decido bajar, y sólo tengo que esperar un minuto para encontrar un hueco tras una cordada con guía, y supero el paso de cresta con soltura. Desciendo por la nieve rápidamente hacia Coronas. Descubro que en el collado de Coronas existe una instalación de rápel para evitar el destrepe. Lo ignoro, aunque está bien saberlo. En unos pasos de destrepe llego a la nieve.

La nieve ha perdido su firmeza, sin embargo, el descenso es inevitablemente mucho más rápido. Me encuentro con un joven que dice haber ascendido el Aneto habiendo partido desde la cota 0, empezó la ascensión 5 días atrás a nivel de mar y llegó hasta Benasque en bicicleta, el día anterior llegó hasta el refugio caminando e hizo vivac, y hoy acaba su aventura descendiendo por fin de su objetivo.

Con su compañía llego de nuevo al coche. Creo que eran las 14h30.

Acerca de manupirineos

Nací y crecí en Barcelona. Actualmente trabajo como guía en actividades de montaña.
Esta entrada fue publicada en alpinismo y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s