GAM en el Bisbe, norte de Montserrat

Tras un invierno sometido a entrenamiento de escalada, llega la primavera, pasan los días y… hasta ahora no tengo oportunidad de hacer vía larga. Nos decidimos por escalar la vía GAM en el Bisbe, con Didac, con quien ya salió a tema la vía antes del invierno.

Es domingo y además día de la recreación sonora del timbaler del Bruc. El párquing de Can Massana está a tope, menos mal que podemos aparcar y nos ponemos raudos hacia el Bisbe.

La pared se dibuja bien vertical cuando la observamos desde el camino de aproximación. Accedemos a pie de vía teniendo que luchar con arbustos, y aquí reina la magia: estamos a escasos metros del camino que accede a Coll de Porc y no paran de pasar senderistas, pero resultamos invisibles, no se darán cuenta que estamos allí, y a penas nos verán ascender los dos primeros largos cuando estemos justo sobre sus cabezas.

L1: El largo de aventura, el de buscar el camino por terreno roto a veces, el de poder reforzar con algún friend, y de buscar alguna chapa que nos orienta. El paso más divertido es el que alcanza la reunión que nos obliga a superar un bloque de roca.

L2: Largo de diedro, que también se puede reforzar con algún friend y alguna cinta. Genial la llegada a la R2 por el interior de una chimenea.

L3: Un fantástico diedro/fisura de Montserrat, un largo de 6a sostenidito y que pone las pilas. Para mí, el mejor largo.

L4: Se sigue la fisura, y al poco se realiza un flanqueo a la derecha. Habíamos leído tanto de la exposición de este flanqueo, que en su momento no nos pareció nada del otro mundo. Una vez en la línea de chapas, sólo hay que seguirlas hasta la reunión. El suelo no existe, sólo el vacío. El ambiente es total.

L5: Largo por terreno montserratino por excelencia. Fácil despistarse sobretodo si, como nos pasó a nosotros, el sol nos daba de cara.

L6: Largo parecido al anterior, si bien algo más fácil, y debiendo superar una barriga bastante incómoda.

L7: El largo de salida. Un arranque explosivo, y ya estamos en una rampa que nos deja en la cima.

El descenso se realiza en la cara sur con un rápel que, con doble cuerda, nos deja directamente en el suelo. Ojo donde lanzáis las cuerdas, la recuperación puede ser difícil.

Para el retorno debemos ascender por la canal donde hemos aterrizado, para descender entra la Monja y el Lloro. Ahora sin perder al camino llegamos al refugio Vicenç Barbé y de allí a Can Massana.

  • No olvidéis algún friend (sólo alguno), el estribo, y las 22 cintas exprés para el L4.
  • Como no puede ser de otra manera, mirad la reseña en escalatroncs (catalán).
Desde la cimaCartelDiedro del L3Inicio del L4Final del L4Empezando el L5
El largo 6Desde la cimaRápelRápelOrella d'òs
Anuncios

Acerca de manupirineos

Nací y crecí en Barcelona. Actualmente trabajo como guía en actividades de montaña.
Esta entrada fue publicada en escalada y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s